Texto alternativo

Pipa (Dawa)

Cuando fuimos a buscar a Pipa nos sorprendió lo tranquila que era, pero sobre todo el miedo que tenía a todo. Los coches le aterraban y se escondía detrás nuestro como si fuera una cachorrina de tan sólo unos meses. Sin embargo en ningún momento dudo de ir con nosotros y se dejaba llevar con total confianza. En el momento que nos alejamos un poco de la civilización y la llevamos a las instalaciones de la prote era otra. Mucho más tranquila y relajada.

Hoy Pipa, se ha rebautizado como Dawa (que significa Lunes en Nepalí, por ser el día que fue adoptada) Vive la mitad del año en una casa junto a Kris y Pablo, además de la compañía de Runa, Chawen y Pou (sus nuevos compañeros perrunos y gatuno). La otra mitad del año lo pasa en Picos de Europa, a 2000 metros de altura, donde ayuda a sus nuevos compañeros en las labores del trabajo en la montaña.

Su increíble nobleza, templanza y dulzura la hacen una perra sin igual.